Cómo reducir tu grasa corporal sin ganar músculo

Cómo reducir tu grasa corporal sin ganar músculo

Un caballero de 24 años, que mide 1’75 y pesa 85 kilos pregunta: Estoy siguiendo una dieta para adelgazar y la acompaño con 4 ó 5 sesiones semanales de elíptica. Mi objetivo es perder grasa y no ganar musculatura, sobre todo en las piernas. ¿Qué tipo de entrenamiento debo seguir? ¿Con qué intensidad? ¿Y cuánto tiempo? ¿Entrenar en ayunas me ayudaría?

Hay que empezar respondiendo que el entrenamiento cardiovascular no produce hipertrofia muscular (aumento del volumen del músculo); todo lo contrario, en principio favorece la eliminación de grasa subcutánea, con lo que a largo plazo el volumen sería menor. Lo que sí sucede es una mejora del tono muscular, debido a las adaptaciones que experimenta el tejido muscular: aumentan las reservas de glucógeno muscular para disponer de más energía y como consecuencia el tejido muscular se hidrata más, pero no es un aumento de volumen por hipertrofia muscular.

Esta es una adaptación que sucede en las primeras sesiones, sobre todo en el caso de los principiantes. Al principio es normal experimentar un aumento del peso y volumen por esta adaptación a las reservas de energía del músculo para posteriormente ir bajando de peso y volumen por eliminación del tejido graso subcutáneo. Tan sólo es cuestión de tiempo. Hay que ser muy constante ya que la eliminación de la grasa es un proceso muy lento.

En cuanto a la intensidad, depende de tu nivel pero la cuestión principal es quemar calorías. Eso sí, intenta que a lo largo de la semana acumules unas dos horas de trabajo como mínimo. Puedes hacer 2 horas dos días, 30 minutos en 4 días, etc.

Por último, respecto a realizar el ejercicio en ayunas, no habría ninguna contraindicación pero siempre y cuando ya tengas un nivel aceptable de condición física. Los deportistas principiantes deben abstenerse de entrenar en ayunas. Esto se debe a que en su caso puede producirse un descenso de la glucosa en sangre y provocar una hipoglucemia. En personas que ya estén habituadas a entrenar, este inconveniente se subsana por adaptaciones enzimáticas que son capaces de conseguir energía degradando glucógeno muscular y hepático y también por la capacidad que ya tienen de degradar adipocitos (grasa).

Fuente: https://www.sportlife.es/entrenar/fitness/articulo/como-reducir-tu-grasa-corporal-sin-ganar-musculo

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *