6 trucos para perder peso más rápido con tu desayuno

6 trucos para perder peso más rápido con tu desayuno

¿Aburridos de desayunar siempre lo mismo? ¿Estás deseando perder algunos kilos? Hemos reunido seis ideas para ayudarte a perder peso con tu desayuno.

Hemos tomado esta nota de la revista Women’s Health con los trucos para perder peso más rápido con tu desayuno.

Si estás intentando perder peso, seguro que has pensado en  convertir el desayuno en la comida más potente del día. Pues entonces, consigue tus objetivos en poco tiempo y olvídate de las privaciones.

Elige unos cereales de copos grandes
El tamaño importa, incluso tratándose de tus copos de trigo. Un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania revela que los consumidores de cereales de dimensiones pequeñas y troceadas suelen subestimar el número de calorías en sus cuencos. La lección a aprender: si eliges copos más grandes, consumirás menos calorías sin apenas notar la diferencia.

Come salvado de avena

Somos las primeras en admitir que el salvado de avena no es lo más atractivo de un desayuno. Pero es una de las opciones más inteligentes. Un estudio reciente ha descubierto que uno de sus principales nutrientes es la fibra, que te ayudará a mantenerte llena durante más tiempo y poder evitar así los antojos.

Desayuna más

Un desayuno más grande suele significar un desayuno más calórico, pero también puede representar una pérdida de peso más efectiva. En un estudio se comparó a un grupo de gente que ingería 700 calorías en el desayuno, 500 en la comida y 200 en la cena; con otro grupo que consumía 200 calorías en su desayuno, 500 en la comida y 700 en la cena. Doce semanas más tarde, aquellos que habían comido un desayuno de 700 calorías, habían perdido 2,5 veces más peso que el otro grupo, factiblemente porque su metabolismo se encontraba en el punto de mayor eficiencia durante las mañanas.

Incluye proteínas
¿Quieres conocer otra forma de frenar el apetito y combatir los antojos? Un estudio demuestra que incorporar proteínas en tu primera comida del día produce una pequeña proteína encargada de reducir el apetito. En el estudio, los participantes que consumieron un desayuno rico en proteínas reportaron tener menos hambre y comer menos snacks indulgentes durante el día.

Come avena

Desayunar un cuenco de cereales de tamaño grande está genial. Y si son cereales de avena, mejor. De acuerdo con estudios recientes, las personas que almorzaron un plato de avena se sintieron más satisfechas que las que ingirieron la misma cantidad de calorías con otro tipo de cereales (¡gracias a la fibra!).

Añádele unos huevos

Una investigación ha demostrado que añadir dos huevos a tu desayuno engorda menos que el pan de nuestro bocadillo mañanero. Eso se debe a su elevado nivel de proteínas y su efecto saciante: un huevo contiene 5,5 gramos de proteínas. Los huevos ayudan a que te sientas llena. También contienen un nutriente llamado colina que refuerza el sistema nervioso en la realización de sus funciones y mejora tu salud cardiovascular.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *