Archive for March, 2018

Electroestimulación, riesgos y contraindicaciones

Hoy en día se ofrecen un sin numero de opciones de entrenamiento o métodos para reducir peso y tonificar el cuerpo; pero  debes saber de que se trata y cómo beneficia o afecta a tu organismo si tienes un diagnóstico previo; esto  te asegurará resultados positivos pero sobre todo cuidar tu salud.

En primer lugar, es importante resaltar que el uso de trajes de electroestimulación integral (de cuerpo entero), la tecnología que se utiliza en estos centros monográficos de electrofitness, cuenta, como mínimo, con los mismos riesgos y contraindicaciones que la electroestimulación local, una tecnología y aplicación mucho más antigua y también mucho más estudiada. Según el estudio de Kemmler (2012), todo tipo de electroestimulación estaría severamente contraindicada en los siguientes casos:

  • Epilepsia
  • Marcapasos cardiaco
  • Desórdenes y problemas de circulación
  • Hernias de abdomen o inguinal
  • Perturbaciones neurólogicas
  • Tendencia a sagrar
  • Irritación de piel, quemaduras o heridas
  • Enfermedades que afecten al metabolismo muscular (ej. Diabetes)
  • Síndrome metabólico (Diabetes, hipertensión y obesidad)
  • Niveles altos de ácido úrico
  • Alteraciones metabólicas y patologías del metabolismo
  • Patologías inflamatorias

Esta última es de vital importancia puesto que existen patologías inflamatorias comunes en las articulaciones, como por ejemplo la artritis, donde la electroestimulación estaría severamente contraindicada. Paradójicamente muchos de estos centros y franquicias utilizan el argumento de venta de ser una tecnología más saludable para las articulaciones debido a que el impacto es menor. Evidentemente, aquellos centros que permiten la utilización de electroestimulación por clientes con problemas de carácter inflamatorio como artritis, así como el resto de contraindicaciones mencionadas anteriormente, no conocen la literatura científica al respecto y, en el caso de conocerla, se estaría actuando en contra de la salud y seguridad de los clientes.

Sea como fuere, es de vital importancia que el cliente actual y potencial de electroestimulación conozca esta información para no depender de la buena fe y documentación de estos nuevos centros y franquicias.

Además, se empiezan a documentar problemas serios como Rabdomiolisis para la salud en individuos sanos tras una sola sesión de electroestimulación integral o electrofitness (Clin J Sport Med 2014;0:1–3). La Rabdomiolisis es una enfermedad o síndrome producido por un exceso de daño muscular, normalmente provocado por hacer más actividad física de la que somos capaces de tolerar. Esto puede derivar en fallo renal agudo e incluso muerte si no se identifica y ataja en cuanto aparecen los síntomas. Es más habitual en individuos desentrenados o sedentarios, puesto que conforme aumenta nuestra experiencia también lo hace la tolerancia. No obstante, se han observado casos de Rabdomiolisis tras una sola sesión de electroestimulación integral con estos trajes incluso en futbolistas profesionales.

Según esta reciente investigación, la electroestimulación produce un mayor daño muscular que el entrenamiento convencional con resistencias, aún cuando la tensión muscular y el momento de fuerza (torque) sea menor, y está contraindicada como única fuente de actividad física o en individuos sedentarios o sin alta experiencia previa en entrenamiento de fuerza.

De este mismo documento se extrae que poco más de 25.000 IU/L de CPK (un marcador de daño muscular) es suficiente para desencadenar fallo renal agudo que requiere tratamiento inmediato e ingreso hospitalario para prevenir una posible muerte mientras que en el estudio mencionado anteriormente se alcanzaron cifras de hasta 240.000 IU/L, tras una sola sesión de electroestimulación integral con estos trajes de electrofitness.

En otro documento publicado hace apenas unos días en el prestigioso International Journal of Cardiology (J. Finsterer, C. Stöllberger / Int J Cardiology 180 (2015) 100–102) se detalla el proceso por el cual una mujer sedentaria con miopatía sin diagnosticar que se presentaba en forma de debilidad y mayor capacidad para provocar daño muscular, tras una única sesión de electroestimulación integral con un equipo MIHA-BODYTEC encontró a los tres días un color anormalmente oscuro en su orina. Tras poner en conocimiento del personal sanitario este detalle se encontraron niveles de 86.033 IU/L de CPK por lo que fue ingresada con diagnostico de Rabdomiolisis y posible fallo renal agudo. Tras cinco días hospitalizada sin apenas poder andar recibió el alta con la recomendación de realizarse controles personales como color de orina y la prohibición de volver a someterse a una sesión de electroestimulación integral o electrofitness. Tardó ocho días en recuperar niveles aceptables de CPK y su movilidad habitual, y once en desaparecer el dolor muscular. En este mismo documento se responsabiliza directamente a la electroestimulación muscular o electrofitness de la Rabdomiolisis.

El estudio mencionado anteriormente (Clin J Sport Med 2014;0:1–3) concluye estableciendo una serie de riesgos, controles y contraindicaciones para el uso de la electroestimulación muscular integral o electrofitness que paso a traducir literalmente:

  • La electroestimulación integral o electrofitness NO debe utilizarse como única fuente de actividad física.
  • Tampoco debe utilizarse por individuos sin alta experiencia en entrenamiento de fuerza o deportistas que generen niveles de CPK superiores a lo habitual tras la actividad física.
  • Ser un deportista experimentado y entrenado no previene de sufrir rabdomiolisis y falle renal agudo tras una sola sesión de electroestimulación integral o electrofitness.
  • Se recomienda como norma general, y para evitar serios problemas de salud como ya hemos visto, controlar el color de la orina y los niveles de CPK en sangre durante las 72 horas posteriores a la realización de una sesión de electroestimulación integral, electrofitness o biotraje.
  • No hacer caso al dolor muscular como único indicador de daño muscular puesto que pueden existir niveles dramáticamente altos de CPK (marcador de daño muscular y principal indicador de rabdomiolisis) sin dolor muscular asociado.
  • En caso de observar síntomas propios de rabdomiolisis, como orina más oscura de lo habitual, acudir urgentemente al hospital y poner en conocimiento del personal clínico la reciente realización de una sesión de electroestimulación integral, electrofitness, o biotraje. Es importante utilizar todos los nombres normalmente asociados a esta práctica puesto que el personal sanitario no tiene por qué conocer todos los nombres que los diferentes centros o franquicias utilizan como estrategia de márketing.
  • No consumir alcohol si se practica cualquier tipo de electroestimulación, especialmente electroestimulación integral o electrofitness.

Fuente: http://blogs.menshealth.es/fitness/electroestimulacion-riesgos-y-contraindicaciones/

Cinturones de entrenamiento: ¿Sirven para algo?

Los cinturones de entrenamiento son habituales en las salas del gimnasio, más todavía en la zona de peso libre. La pregunta es: ¿tiene alguna base científica entrenar con ellos o es sólo un coletazo más de esa tradición que no entiende de ciencia, ni siquiera de razonamientos lógicos? Hace años los utilizábamos en PERFORMA Entrenador Personal en Valencia, cada cliente disponía del suyo propio. Con el paso del tiempo, conforme fuimos investigando y ganando en criterio, los fuimos desechando excepto en casos de deportistas lesionados, con el objetivo de facilitar su vuelta al entrenamiento, o para evitar una recaída. En personas sanas, llevamos años sin utilizarlos debido a que las evidencias científicas actuales así lo recomiendan.

A día de hoy, la literatura científica es escasa, sobre todo si sólo tenemos en cuenta los estudios con muestras serias y metodologías rigurosas. Los siguientes puntos son aplicables tanto al uso de cinturones de entrenamiento como aquellos que se utilizan en el desarrollo de muchas profesiones que requieren mover pesos elevados. Según las evidencias sabemos lo siguiente (McGill, 1993):

  • En aquellos que nunca han tenido una lesión de espalda, más concretamente de columna lumbar, no parece que tengan ningún efecto protector durante el entrenamiento o durante el movimiento de grandes pesos por la actividad profesional.
  • Aquellos que se lesionan llevando un cinturón sufren lesiones sustancialmente más severas, y con un mayor coste de tratamiento, que aquellos que no lo utilizan (Mitchell, 1994). En este estudio se analizó durante seis años la severidad y el coste de tratamiento de 1316 militares lesionados.
  • En alto rendimiento, parece que en algunos gestos aumenta el rendimiento pero no protege de lesiones. Si tenemos en cuenta que a más peso más riesgo de lesión ante misma técnica, se podría decir que su uso sólo estaría justificado en la alta competición donde el éxito depende de la marca.
  • Aumenta la presión intraabdominal y la compresión vertebral en contra de la creencia popular.
  • Aumenta la tensión arterial, por lo que su uso está severamente contraindicado en hipertensos. La evidencia en este aspecto es tan abundante y sólida, así como el respaldo de todos los profesionales, que no tiene sentido aburrir con las referencias científicas.

El cinturón, en distintos ámbitos

Ya en 1994, el informe del NIOSH (National Institute for Occupational Safety and Health), indicaba que el uso de este tipo de cinturones en el lugar de trabajo no disminuía el riesgo de lesión en personas que no se hubieran lesionado previamente. Esto se vio ampliamente demostrado en un estudio posterior, mucho más reciente, con una muestra de 13.873 empleados de grandes superficies, donde en 89 tiendas se obligaba el uso de estos cinturones y se comparaba con otras 71 donde el uso era sólo voluntario (Wassell, 2000). No se observó diferencia en el número ni en la magnitud de las lesiones de espalda.

En otro estudio se analizó la teoría de que el uso continuado de estos cinturones disminuía la fuerza de los músculos abdominales y su capacidad para estabilizar la columna frente a fuerzas externas. También se demostró que no era cierto (Walsh & Schwartz, 1990). El estudio se hizo con una metodología seria y una muestra de 81 trabajadores hace 25 años y a día de hoy todavía muchos defienden esta teoría. No obstante, sí que se ha observado que quien usa el cinturón durante un tiempo, corre mayor riesgo de lesión cuando deja de hacerlo durante un determinado periodo (Reddell, 1992). No obstante, como hemos observado, no sería debido a una pérdida de capacidad por parte de los músculos abdominales sino por otras razones. Teniendo en cuenta todo lo anterior, y en caso de que tu competición no permita el uso de cinturones, no parece muy inteligente usarlo durante el entrenamiento.

También hay quien defiende que, debido a que el cinturón aumenta la presión intraabdominal, podría proteger la columna lumbar (Harman, 1989; Lunder, 1992) pero ninguno llegó a calcular las posibles diferencias en fuerzas externas sobre la columna ni la compresión intervertebral. No obstante, se ha demostrado que, en contra de la creencia popular, el aumento de la presión intraabdominal ya sea provocada por los cinturones de entrenamiento o la maniobra de Valsalva, lejos de disminuir la compresión vertebral, ergo la presión que sufren los discos intervertebrales, la aumentan (McGill & Norman, 1987; Nachemson, 1986).

Por otro lado, se ha teorizado sobre cómo afectaría el uso de cinturones lumbares al trabajo de los músculos flexores y extensores de la columna, defendiendo que si limitaban el rango de flexión/extensión de la columna también podría hacer que estos músculos trabajaran menos. Pues bien, también se ha demostrado que no es cierto y que la activación de estos músculos no cambia según uses o no dicho cinturón (McGill, 1990; Reyna, 1995). Cierto y Snook (1995) llegaron a medir la señal eléctrica mediante electromiografía (EMG) y tampoco encontraron resultados diferentes demostrando que el uso de estos cinturones no le resta trabajo a los músculos que pretende aliviar.

Conclusiones

Para concluir, si analizamos toda la información anterior, debes quedarte con que el uso de estos cinturones puede protegerte si previamente te has lesionado de la espalda. En caso de que nunca te haya pasado sólo puede ayudarte a mover un poco más de peso, ante mayor riesgo de lesión, en gestos muy concretos que tan sólo tendrían sentido en la alta competición y en deportes específicos. Si aún así prefieres seguir utilizándolo para entrenar, deberás ir con sumo cuidado si en algún momento dejas de utilizarlo.

Es importante resaltar que las evidencias científicas son las que son, independientemente de lo que indique la publicidad o argumentos de ventas de los vendedores de cinturones. Como ves, todo esto se sabe desde hace años, décadas incluso, pero seguimos aferradas a la tradición que, como digo, no entiende de ciencia ni de razonamientos lógicos. También, como aviso a navegantes, añadir que la credibilidad y solidez de un estudio depende de la credibilidad de quien lo publica, su muestra y metodología, no de cuando fue publicado.

 

Fuente: http://blogs.menshealth.es/fitness/cinturones-entrenamiento-sirven-algo/

¿Cuántos días debo entrenar para ganar masa muscular?

Al día de hoy sabemos que una de las variables más relevantes para ganar masa muscular es el volumen de entrenamiento. Hasta hace relativamente poco, se creía que la intensidad era la variable más importante, de ahí que se estableciera habitualmente un rango de repeticiones máximas para este objetivo. Normalmente entre 8 y 12, herencia de una tradición culturista que perdura aún cuando el resto del mundo y sectores evolucionan. Ahora contamos con suficientes evidencias que respaldan resultados similares desde 8 repeticiones hasta 30 repeticiones ante mismo carácter de esfuerzo (margen de repeticiones hasta el fallo muscular), demostrando la escasa importancia de esta variable.

Por volumen entendemos el peso total utilizado en un entrenamiento, ejercicio o grupo muscular principal implicado. Se saca de multiplicar la carga por el número de repeticiones y series. De esta manera, un ejercicio en el que hagamos 3 series de 10 repeticiones con 80Kg de carga, supondrá un volumen de entrenamiento, para ese ejercicio, de 2400Kg (80kg x 10 reps x 3 series).

Si analizamos el resto de variables, una vez eliminado el axioma de la respuesta hormonal post entrenamiento, erróneamente relacionado con la efectividad de un programa de entrenamiento durante muchos años, descubrimos que periodos cortos de recuperación entre series no son más efectivos sino menos, supuestamente al afectar al volumen al disminuir el rendimiento. Por eso, se ha demostrado que lo único importante en cuanto a recuperación es que sea lo suficiente como para que el rendimiento sea máximo. La falta de recuperación disminuye la efectividad de un plan de hipertrofia muscular y el exceso no es menos efectivo pero si te hace perder tiempo, lo que ante mismo tiempo disponible para entrenar también afectaría al volumen.

Gracias, entre otros, a Brad Schoenfeld, autoridad mundial en la investigación de la hipertrofia muscular, quien ha publicado en los últimos 3 años estudios de alto nivel de evidencia sobre casi todas las variables mínimamente relevantes, podemos resumir diciendo que las variables determinantes son el volumen y el carácter de esfuerzo, la intensidad es menos relevante, el tiempo de recuperación irrelevante, y nos queda la frecuencia de entrenamiento. Es decir, cuantas veces entreno a la semana o bien cuantas veces repito un mismo ejercicio.

Aún cuando Brad Schoenfeld publicó también un metanálisis sobre esta variable en 2016 (del que ya hemos hablado en otro artículo), un estudio reciente, tanto que se ha aceptado pero todavía no se ha publicado en papel, aunque ya se puede conseguir a través de la plataforma online del Journal of Strength and Conditioning Research, ha analizado cómo afecta un aumento de los días de entrenamiento semanales en deportistas entrenados cuando el volumen es el mismo, es decir, cuando la cantidad total de entrenamiento y rendimiento semanal es el mismo.

La mayoría de la literatura científica existente hasta la fecha que ha analizado esta variable no ha sido publicado en una revista con revisión por pares (peer-review) por lo que los autores fácilmente pueden haberse inventado todo el texto, o no se ha publicado una revista seria (JCR), o los individuos utilizados en la muestra no estaban bien entrenados, o bien el máximo número de entrenamientos semanales analizado no superaba los tres días de entrenamiento semanal. Quien tiene como principal objetivo la hipertrofia muscular, y trata de conseguirlo por su cuenta, suele pensar que más días de entrenamiento es mejor por lo que suele ir al gimnasio más de tres días semanales. De ahí la importancia de este estudio.

Según se ha observado en otros estudios serios, existe un incremento de efectividad en la hipertrofia muscular conforme aumenta la frecuencia de uno a tres días semanales. McLester et al. cifraron el incremento en fuerza entrenando un sólo día a la semana en un 62% de media respecto a la efectividad observada cuando se entrena tres días semanales. Es decir, quien entrenó un sólo día incrementó su fuerza algo más de la mitad observada por quienes entrenaron tres días a la semana. Sin embargo, nos sabemos gran cosa de qué pasa si se entrena más de tres días semanales.

En este caso, se eligieron individuos en edad universitaria, que llevaran entrenando un mínimo de 6 meses de manera ininterrumpida y tres días de entrenamiento semanales, antes del inicio del estudio. Además, y esto es especialmente relevante, debían tener una cifra mínima para 1RM en sentadilla tradicional del 125% de su peso corporal, 100% en Press Banca, y 150% en peso muerto. 48 individuos fueron analizados. El entrenamiento semanal fue el mismo pero en un grupo se dividió en 3 días, mientras que en el otro se entrenó seis. Al final, es tan sencillo como que el grupo de 3 días entrenó el doble de tiempo e hizo el doble de series diariamente que el grupo de 6. De esta manera, se aísla la variable de la frecuencia al mantener constante el volumen de entrenamiento.

Los dos grupos obtuvieron los mismos resultados tanto en fuerza como en hipertrofia muscular.

CONCLUSIONES

Para concluir, y si analizamos la totalidad de la literatura reciente, y no sólo este estudio, observamos como existe un aumento de la efectividad cuando se incrementa la frecuencia desde un sólo día de entrenamiento semanal hasta tres días semanales, pero, según parece, más de tres días no parece aportar mejores resultados.Razón por la cual cuando alguien viene a contratar un entrenador personal en Valencia, ofrecemos un mínimo de dos días de entrenamiento y un máximo de tres. No solo por una cuestión de efectividad, sino sobre todo de eficiencia o rentabilidad. 

No obstante, tal y como hemos argumentado, en este estudio se fijó el volumen, variable que por otro lado sabemos que resulta crucial. Por esta razón, parece lógico pensar que, cuando el incremento de días de entrenamiento semanal se hace con el objetivo de incrementar el volumen, y siempre que este incremento sea progresivo y dentro de la tolerancia de cada uno, la efectividad del entrenamiento debería aumentar.

También es importante resaltar que, aún cuando realizar más de una serie por ejercicio ha demostrado ser más efectivo, no parece que ocurra lo mismo a partir de 4 series por ejercicio (Robbins and co-workers, 2012). Todo esto debería ayudarnos a dividir el entrenamiento de forma efectiva pero también rentable para que los resultados sean óptimos. Al final no deja de ser un puzzle con diferentes piezas que hay que ir juntando.

Fuente: http://blogs.menshealth.es/fitness/cuantos-dias-debo-entrenar-ganar-masa-muscular/

 

¿Existe realmente relación entre hipertrofia y daño muscular?

Mucho se ha escrito, incluido este blog, sobre los tres pilares en los que supuestamente se fundamenta la hipertrofia muscular. Cursos, material de estudio universitario, profesores, autores, investigadores, etc. Todos han dado por buena una teoría que trata de argumentar que la hipertrofia es el producto de una ecuación donde las variables son tensión mecánica, estrés metabólico y daño muscular olvidándose de que es eso, una teoría.

La teoría hormonal en la que se basa el estrés metabólico hace años que está en entredicho y ya casi nadie le aporta la más mínima credibilidad. Antes se creía que el entrenamiento más efectivo era aquel que generaba una mayor secreción post entrenamiento de ciertas hormonas con capacidad para estimular la síntesis proteica como Testosterona e IGF-1. Esto, seguramente por interés, se abrazó durante años puesto que permitía estudios más cortos y baratos. Una perita para los investigadores y universidades que vieron que, ante mismo tiempo y presupuesto anual se podían realizar y publicar más estudios. Si a esto le añades que existe la tendencia de relacionar número de estudios publicados y prestigio de un investigador ya tienes el cocktail perfecto. Conforme estudios de mayor duración y nivel de evidencia se fueron publicando, se observó que no había relación entre la secreción hormonal post entrenamiento y la efectividad de un sistema de entrenamiento y que, además, dicha secreción era tremendamente personal, convirtiéndolo en una variable prácticamente irrelevante. Todas las conclusiones de tantos estudios, que fueron conformando una evidencia, tuvo que desecharse al basarse en una premisa errónea.

Con el daño muscular puede estar pasando lo mismo, aunque no tenemos una evidencia tan sólida de que así sea. El daño muscular se ha relacionado con un aumento de la hipertrofia muscular al considerarse que estimula la síntesis proteica así como la proliferación y especialización de células satélite y la verdad es que así es. El problema es que no tenemos evidencia de que esto vaya más allá de la mera reparación del tejido dañado. Considerar, por tanto, que esta proliferación y especialización de células satélite ayuda a generar más masa muscular una vez se ha reparado el daño es una teoría sin contrastar.

Otro de los puntos en los que se basa la relación entre daño muscular e hipertrofia es el aparente incremento de la sección transversal del músculo cuando hay daño muscular. No obstante, se ha demostrado que el daño muscular provoca una edema, y que el edema muscular aumenta la sección transversal. Los medios actuales pueden medir con gran precisión el incremento de la sección transversal pero no si ésta se ha producido por un aumento del número de sarcómeros en paralelo (hipertrofia muscular real) o del propio edema. Además, en individuos entrenados, no se ha observado que aquellas personas con mayor facilidad para generar daño muscular obtengan una mayor ganancia de masa muscular, y lo mismo ocurre con los ejercicios o metodología de entrenamiento que así lo posibilita.

Por todo esto, una revisión publicada en Diciembre de 2017 en el European Journal of Applied Physiology y titulada “The development of skeletal muscle hypertrophy through resistance training: the role of muscle damage and muscle protein synthesis” concluye diciendo que el daño muscular no puede, en base a la evidencia actual, considerarse un factor determinante en la hipertrofia muscular.

Fuente: http://blogs.menshealth.es/fitness/existe-realmente-relacion-entre-hipertrofia-y-dano-muscular/

Licuado quema calorías

Prepara este licuado con té matcha perfecto para adelgazar.

Quemar calorías puede lograrse con este licuado súper práctico de preparar y efectivo, ya que hará que tu cuerpo entre en calor y te ayude a quemar más calorías, sobre todo si eres una persona que se ejercita.

Imagínate la cantidad de calorías que puedes quemar con solo ingerir esta bebida por las mañanas. Prepárala y ve notando los cambios poco a poco.

Solo te tomará 5 minutos, a lo mucho, prepararla y lo mejor es que te ayudará con la quema de caloríasdebido a la gran combinación entre todos los ingredientes.

Ingredientes:

250ml de leche de avena

1 cucharada de matcha

1 rebanada de jengibre

1 pizca de clavo en polvo

1 pizca de pimienta negra

Preparación:

Todos los ingredientes a la licuadora y listo.

¿Te animas a preparar este deliciosa receta?

 

Fuente: http://www.sportlife.com.mx/licuado-quema-calorias

Smoothie de mango, espinacas y linaza

Una bebida refrescante y nutritiva que no te tomará más de 5 minutos prepararla.

¿Quieres tener un poco de energía extra para rendir durante el día? Prepara esta receta de un smoothie perfecto para estar más activo.

Es rápida, fácil y muy deliciosa. Solo necesitas querer comer saludable y poner a volar un poco tu imaginación.

¿Te animas a prepararlo?

INGREDIENTES:

1 mango grande picado en cuadros

1 taza de agua

1 taza de hielo

1 cucharada de linaza

1 taza de espinacas

PREPARACIÓN:

Tan simple como poner todo en la licuadora y listo. No necesitas agregar azúcar, el mango le dará un toque refrescante y especial.

La enzimas del mango ayudarán con tu digestión, además que te brindará una sensación de bienestar y calma.

,¡Ni siquiera te mencionamos que es una gran fuente de fibra! Además, los componentes de la espinaca y la linaza te mantendrán saludable y te sentirás con saciedad por más tiempo, además de saludable.

¡Puébalo!

Fuente: http://www.sportlife.com.mx/smoothie-de-mango-espinacas-y-linaza

Receta para eliminar la inflamación del abdomen

¿Tienes problemas de digestión? Esta receta es perfecta para ti.

Muchas personas sufren con la digestión y sienten inflamado su vientre la mayor parte del tiempo, para ellos existe esta receta buenísima que deberías probar, no te tomará más de 5 minutos y la puedes preparar fácilmente.

¿Te animas a hacerla?

Ingredientes:

1 trozo de jengibre

1/3 de taza de agua

1 cucharadita de matcha

1 cucharadita de cúrcuma en polvo

2/3 de leche de almendra de coco

Preparación:

Hierve el agua junto con el trozo de jengibre y déjalo reposar 5 minutos, después retira el jengibre y con esa misma agua mezcla la cúrcuma y matcha, calienta la mezcla unos minutos y revuelve hasta que queden bien integrados los elementos y agrega la leche para que se caliente junto con los ingredientes.

¡Listo! Tienes un té súper saludable que te ayudará a desinflamar tu vientre, si quieres, puedes endulzarlo con miel de abeja al gusto.

 

Fuente: http://www.sportlife.com.mx/desinflamar-vientre-facil

¿Por qué todos nuestros lectores deberían tomar jengibre?

El jengibre es un súper alimento que aporta demasiados beneficios a tu organismo, es una raíz que tiene un gran sabor y ligero olor picante que brinda grandes beneficios, sobre todo para deportistas.

Aquí la pregunta es, ¿qué tanto lo consumes? Es básico para muchísimas cosas, entre ellas, para tratar problemas respiratorios, mejorar la circulación, inflamaciones, alergias, disminuir los niveles de colesterol y diversos dolores, es por ello que el jengibre es utilizado en la medicina alternativa.

Sin embargo, la razón por la que deseamos que incluyas este alimento en tu dieta es por sus propiedades antiinflamatorias, que te ayuden a disminuir los dolores de tus articulaciones y músculos después de hacer ejercicio.

Pero, ¿cómo ingerirlo? Muchos lo hacen en cápsulas o en infusiones, que resultan sumamente prácticas para el día a día. Incluso es muy común que se agregue a postres o galletas dulces.

Resultado de imagen para jengibre gif

Pero, el jengibre no solo te ayudará a disminuir las molestias después de una rutina de ejercicios, sino que esta raíz es buenísima para combatir la obesidad y el sobrepeso debido a sus componentes: el gingerol y el shogaol. Por lo que es básico que lo incluyas en tu dieta.

Fuente: http://www.sportlife.com.mx/jengibre-deportistas

Salta la cuerda para quemar calorías

Saltar la cuerda quema aproximadamente 10 calorías por minuto, así que busca la cuerda que utilizabas de niño y ponte a saltar.

Sabemos que saltar la cuerda forma parte de un recuerdo infantil, casi todos alguna vez durante nuestra niñez jugamos a saltarla, ¿o no? Pero debes saber que no sólo es un juego, ya que es excelente para librarte del estrés, mantenerte fit y darte una condición física notable.

Únicamente necesitas 30 minutos para sentirte mejor contigo mismo. ¿Sabías que en una sesión podrías quemar hasta 300 calorías? Si las primeras veces se te complica, ¡ten paciencia! En algunos días lo harás con mayor soltura.

Aquí te dejamos 3 beneficios básicos que te brinda esta actividad:

Resultado de imagen para jump the rope gif

1. Tonifica tu cuerpo.

Es un ejercicio bastante efectivo, ya que además de trabajar todo tu cuerpo, puedes fortalecerlo. No por nada los boxeadores lo hacen todo el tiempo.

2. Ayuda con tu concentración.

Saltar la cuerda, incluso para los atletas experimentados, no es fácil, por lo que te permitirá tener un nivel de concentración demandante, mientras comienzas a dominarlo.

3. Te brinda resistencia muscular.

Al ser un ejercicio continuo, tu resistencia mejorará considerablemente, mientras ganas fuerza.

¡Salta la cuerda, diviértete, quema calorías y recuerda tu infancia!

 

Fuente: http://www.sportlife.com.mx/salta-la-cuerda-para-quemar-calorias

La manera correcta de calentar en el gym

Evita lesiones en tus entrenamientos de gimnasio y ejercítate adecuadamente.

El calentamiento es básico para iniciar tu rutina de gimnasio, es una actividad de baja intensidad que ayudará a tu cuerpo adaptarse al movimiento y comenzar con el pie derecho.

Debería ser una actividad obligatoria para todos los deportistas, sin embargo, muchas veces lo pasamos por alto.

  • ATENCIÓN: hacer una serie con poco peso antes de cada ejercicio NO CUENTA como calentamiento.

Así que cada vez que vayas al gimnasio, necesitas estar consciente de dedicar un tiempo a las máquinas de cardio, no es una pérdida de tiempo, ni te quitarán energías, sino que prepararán a tu cuerpo para dar el 100% en las máquinas, y lo mejor es que el calentamiento evitará que te lesiones.

Tu rendimiento muscular aumentará, la temperatura de tu cuerpo aumentará, mejorará la activación de la circulación sanguínea y prepara a tu sistema cardiovascular, respiratorio y nervioso para el ejercicio. ¿Qué más necesitas?

Por ello aquí te explicamos cómo debes calentar antes de comenzar a levantar peso.

1. Comienza poco a poco y aumenta gradualmente la intensidad.

2. Dedica de 15 a 20 minutos de calentamiento.

3. Si la temperatura ambiente es fría, dedica unos minutos más para poder elevar la temperatura del cuerpo.

4. Si vas al gimnasio por la mañana, necesitas hacer un calentamiento un poco más intenso o de más tiempo, porque tu cuerpo viene de una relajación profunda después de dormir, y necesitas activarlo poco a poco.

5. Directamente después de hacer tu sesión de calentamiento de cardio, para a hacer tu rutina. No esperes tanto tiempo.

6. No es del todo recomendable que estires al máximo durante el calentamiento, simplemente algunos sencillos estiramientos sin llegar al límite.

  • OJO: después de entrenar SÍ es obligatorio estirar. Ni se te ocurra irte del gym sin tu sesión de estiramientos.
12